jueves, julio 31, 2003

Báquicas

Y yo no sé qué transita por mis cables cortocircuitados, por mis vías tantas veces denostadas.
Y no importa, tampoco.
Hoy hubo reunión plenaria de Uranios. Tal cual debe. Vinos de por medio.
Chilenos y mexicanos. Tintos y blancos, al centro de una región que uniendo los cabos sueltos resulta ser el centro del paraíso mexica. El radio de un triangulo de ciudades desaparecidas que delimitaban el edén azteca: Tamoanchán.
Proliferación natural...
Belleza extrema...
Y ritos báquicos.
Vino que relaja gargantas, imita gritos...
Ojalá estuvieran aquí... Todos ustedes...
Ojalá hicieramos de esto un real paraíso.

No hay comentarios.:

Widget By Devils Workshop