viernes, enero 30, 2004

bifurcaciones

Y Daniel y Marion han partido de Puebla, buscando otras latitudes, visiones de este México que les apasiona tanto como a mí sus pagos bonaerenses lograron estimularme.
Y la vida no desacelera.
Supongo que en estos días han caído muchos, muchísimos veintes. Sobre mis actitudes ante la vida. Sobre esta suerte de resignaciones a las que un mal manejado orgullo me ha llevado.
No prometeré eliminar todo.
Sólo sé que estoy aún en movimiento.
Y que quiero moverme más y la vida parece trazarme inicios de camino para ello.
Que con eso baste. Al menos sobre esto.

No hay comentarios.:

Widget By Devils Workshop