miércoles, febrero 11, 2004

todo tranquilo

Y bueno, fue una nota falsa. No me rompí la pierna. Nada más el trancazo fue tal que de arriba de mi rotula el doctor drenó 100 ml de sangre y líquido sinovial, que siempre y sencillamente me hacían imposible articular la extremidad. Resultado, al ya de por si largo puente agregué tres días más de descanso que sí fue descanso, porque no pude salir de cama al menos en dos de ellos. Pero ya, listo para la siguiente...
Y bueno, como pueden notar, no hay como muchos ánimos bloggeros.
He leído bastante. De aquí y de allá, sin sacar de la mira la novela y temática que me tiene capturado...
¿Cuál es la temática?
Una vez me lo preguntaron en una entrevista. Y supongo que mi respuesta pareció grosera en extremo... Nunca me gusta revelar mi temática porque me parece que en una novela es imposible sintetizar los problemas, restringir las temáticas... por eso opto pór la novela y no por el cuento...
Sí, empieza con una idea con temática definida, pero entre más trabajas la historia, los temas satélites se involucran más, hasta que en lugar de una temática, tengo una problemática...
¿Y qué leo en esos momentos?
Lo que mi intuición me sugiere. Soy muy intuitivo en eso. Y así me gusta... La novela así crece y crece...
Lo que me lleva a la idea origen. El miercoles pasado, buscando títulos que mi guiñaran el ojo en la biblioteca de la uni (en realidad buscaba a Bataille, pero se atrevesaron algunos otros tesoros), descubrí uno que hace añísimos todo mundo me recomendó y que me negué a leer por ahí del 87 porque estaba de moda entre los intelectuales de mi licenciatura. Hablo de El Perfume de Patrick Süskind...
Con las primeras hojas estuve a punto de agarrarme a topes con la pared. Qué bruto, pensé, mira cuanto tiempo dejaste pasar esta joya...
Pero sólo con las primeras páginas... Después, poco a poco, se va volviendo un compendio de estrategias bestselleras, una prosa trucada para hacer pensar al lector que se puede adelantar en la trama, para luego cambiarla mínimamente... Y volver a sorprender al lector...
No decepcionante. Pero tampoco para arrepentirme de mis decisiones. Creo que es una novela que atrapa... y espero que consiga hacerlo hasta el final... Y que hasta el final, tenga esos ligeros párrafos que me hacen encontrar lo que busco cuando ando escribiendo...
Esos perfumes que me lleven directamente al mundo que estoy escribiendo...
See ya soon.

No hay comentarios.:

Widget By Devils Workshop