lunes, mayo 10, 2004

otros regalos

Y Zárate, siempre al tanto, me mandó un link, a lo que Pascal llama mi fase de superación edipo: Señorita Cometa. Una serie japonesa que me dio magia y estética. Y en esta dirección hay resumenes riesgosos del por qué...
Y aquí, en este jpg, aparece la mujer que me hizo adorar a las japonesas:

Gócenla. Menos de lo que yo lo hice, porque no la ven actuar, aunque el señor Andrés Bustamante la haya entrevistado en el pasado mundial, aún bella, aún mágica. Lo demás, está sujeto a cuanta interpretación quieran.
Es sólo compartir el regalo zaratesco. Es sólo, otra vez, un afan de exhibirse.
Y por cierto, en este momento, mientras esto escribo, escucho, gracias a Caín, Adenosine Tri-Phosphate, un grupo de rock japonés que también me mata... Coincidencias extremas o de gente que comulga ideales y estéticas o, como diría Julio Cortázar, vaya usted a saber...
Bye...

No hay comentarios.:

Widget By Devils Workshop