miércoles, junio 02, 2004

la foto prometida...


Los Girasoles Lloran al Atardecer Posted by Hello
Y hace ya un ratote que en un post comenté sobre esta foto. El título no le pertenece a la foto, sino a un cuento de cienfcia ficción que por ahí de 1985 ganara el Premio de Cuento Interpolitécnico de esa categoría. No recuerdo quién era el autor... Ni he vuelto a saber de él. En aquel tiempo yo metí un cuentito, bastante malo, que ni siquiera era de Ciencia Ficción; estaba escrito fingiendo una invasión extraterrestre y al final el lector se daba cuenta que simplemente se trataba de un hombre cosechando miel en un apiario. Bastante burdo e inocente, así de malo como ser oye. Y en ese momento creo que en verdad pensaba que iba a sacar algo. Cuando el cuento fue leído, tuve que reconocer que me hacía falta trabajo. Ese mismo cuento fue a parar al concurso de minificciones de la revista El Cuento de Edmundo Valadez, con obvios resultados... No hace mucho encontré esas revistas y al revisarlas me encontré con un detalle que me hizo sonreir. No sólo a mí me rechazaron cuentos en esa revista. En el mismo número de rechazo, hay notas similares para Pedro Ángel Palou, Günther Petrak, Blanca Martínez y algunos otros que ahora se me escapan. Para Zárate no había. A él le publicaron varios cuentos y ganó una vez el concurso... Pero bueno, es de esos detalles que te hacen el día, que de alguna manera te alegran... Confieso que jamás leí los minicuentos rechazados de los antes mencionados... Supongo que ninguno era tan malo como el mío... Pero no me rendí. Y aquí sigo...
¿Y la foto? Ah, esa es otra historia. Fue tomada por ahí de 1992, desde la carretera que orbita el lago de tequesquitengo por Mauricio Martínez Rojas. En aquel tiempo, en mi Brasilia, Mauricio y yo solíamos salir por las tardes a cualquier lugar, buscando temas para su labor fotográfica, buscando solo platicar. Y en ese atardecer rojizo, mirando la antena parabólica contra el cielo rojo, le comenté que ilustraba de adecuada manera ese cuento de poético título. Y él disparó y me dio una impresión, una que como pueden apresiar, ya luce rayada y maltratada, pero que sigue aquí. La había prometido, ahora lo cumplo...
Ah, por cierto, si le dan click a la miniatura, pueden ver en grande la foto.
Y si alguien conoce al autor de ese cuento, ojalá lo pueda poner en contacto conmigo. Me gustaría volver a leerlo... Saber si siguió escribiendo...
Eso es lo terrible en este oficio de la escritura, a lo largo de los años vas descubriendo a gente talentosa, con empuje, que no para de escribir... Luego crecen, se distraen, se casan, vaya usted a saber, pero se olvidan de seguir aporreando el teclado.
Ojalá el autor no sea uno de esa larga lista estadística. Ojalá tu que lees y tal vez escribes, tampoco olvides por qué adora uno desgastar el teclado.
See ya soon

No hay comentarios.:

Widget By Devils Workshop