lunes, julio 05, 2004

de proféticas angélicas

Y en varias ocasiones traté de entrar a estas zonas de Blogueo sin lograrlo. Lo que más urgente me parecía era postear el programa de actividades con motivo del primer aniversario de vida de Profética. Pero acabaron ayer mismo, sin que yo pudiera conseguir conexión.
En fin, cosa de los demiurgos de la red, supongo.
El caso es uno: hubo un montón de actividades literarias. La presentación de la nueva novela de Serna, la presentación de la antología que reúne dos décadas de poesía en Puebla preparada por Juan Jorge Ayala. Y muchas lecturas de poesía.
Por supuesto, mi presencia fue un tanto cometaria, pero constante. Como espectador, cabe agregar. Como público interesado en las nuevas propuestas poéticas.
Hubo esos momentos y otros para desgastar asfaltos en compañía, entre lluvias y vientos locos, entre soles que hacían del templado clima poblano un desastre.
Hubo más. Sobre todo mucha vida. Quizás esto explique también, por qué tan largo silencio... Tanta separación de la virtualidad...
Quizás...

No hay comentarios.:

Widget By Devils Workshop