miércoles, junio 13, 2007

las grandes series

quizá no porque fueran las más nutritivas, pero aparecieron en el momento exacto, con la carga adecuada, necesaria para serlo todo.
la primera, recuerdo, la descubrí en un viaje al DF. llegué a casa de mis primos y vi el momento climático, el final de ese capítulo donde un pequeño niño vestido con una capa y una túnica griega blanca, arrostraba indecibles peligros y al final marchaba, montado en su delfín blanco, al lado de una sierena de nombre mimí, hacia el sol poniente. de inmediato pregunté si esa maravilla pasaba en canal 8 (uno que no se recibía en morelos). mis primos lo negaron. la serie pasaba en canal 5, se acababa de estrenar y se llamaba Tritón. poner el video aquí, resulta imposible, por rollos internos de Youtube, pero, pueden ver lo que se perdieron o recordar algo de lo ya casi borrado de sus wetwares si acuden aquí:Tritón
hace ya un buen rato, en estas mismas pantallas, postee una referencia a esta serie. y alguien respondio. alguien escribió, mandó la dirección de su página dedicada a este personaje de anime. alguien a quien no respondí por la ya más que consabida relación odio-amor con internet. el lunes accesé a su página. y vale la pena revisarla. ahí hay otro video, uno con el doblaje hecho en México. Chéquenla, es esta: Tritón del mar.

cf a todo

era para mí esta serie que actualizó mi terminología, en esos tiempos, que me hizo viajar al espacio y presenciar los primeros robots transformables:

en canal 5 se llamaba El escuadrón arcoiris, cuando tal palabra no implicaba banderas referentes a la sexualidad.
el recorrido de la nostalgia queda así completo. al menos el de la gran nostalgia. existen otras series que veía, otros programas que fueron definitivos para mi cercanía con la CF y todos los temas fantásticos... pero, si a alguien deben culpar de mis locuras iniciales, apunten a estas series. a estos vuelos imaginativos que me mantuvieran en vilo, en viaje delirante...
tras estas última serie, ocurrió aquella ya multicitada catástrofe: el televisior tronó. y durante dos años no tuvo sustituto o adecuada reparación. por eso me volqué en los comics, en la literatura.
por eso, ahora estoy aquí, escribiendo esta memoria trvial en la trivial línea de la red digital.
c ya soon, u people behind the screen...

No hay comentarios.:

Widget By Devils Workshop