lunes, enero 19, 2009

a 200 años del nacimiento de Edgar Allan Poe

el maestro indiscutible del cuento moderno, se hacía indispensable poner un comentario, hablar de él, aunque para muchos resulte un cliché...
pero no, no aquí, en estas regiones.
ya lo he relatado en numerosas ocasiones: no empecé temprano la lectura de libros. no empecé leyendo a Poe y ninguna maestra de español trató de dármelo como lectura obligatoria, como purga.
no, en lo absoluto.
mi primer acercamiento (y me repito) fue a través de un número de El Spirit, en español, en formato grande y publicado como una revista que incluía otras cosas interesantes, entre ellas uno de mis cuentos favoritos: El caso del señor Valdemar.
mi segundo acercamiento fue, ya que era fan de Borges, cuando leí una entrevista de éste, donde declaraba que su maestro era Poe. el problema es que estaba en prepa y me imaginé a un super-borges. y nada. no iba por ahí la cosa.
fue muchos años depués, en la traducción de Julio Cortázar (publicada por Alianza Editorial en dos tomos) que al fin me encantó...
pero aún no terminaba de darle su lugar.
Poe, de muchas maneras es un autor difícil de leer hoy en día porque fundamentó los grandes relatos fantásticos. sus cuentos se volvieron paradigma de los mass media e, inevitablemente, hoy en día, sentimos que ya conocemos, hemos visto la historia al leerlo.
Poe, además es un autor que ha de ser leído en inglés. más si se trata de El Cuervo (en la licenciatura me pidieron leer una traducción infame que jamás entendí) o sus otros grandes poemas (Anabel Lee) para apreciarlo en su entera magnitud.
pero, sobre todo, Poe, de muchas maneras no sólo es el padre del cuento moderno, sino de los grandes géneros fantásticos: el cuento de terror tomó una perspectiva lógica, intimista y alejada del pecado, per se, en sus manos. el policiaco, indiscutiblemente es su hijo, con toda esa carga de lógica y racionalismo. y la CF... no pudo tener mejor punto de partida (exceptuando Frankenstein, novela que ya, casi de consenso, es considerada la primera de CF) que su Caso del Señor Valdemar.
así pues, era imposible dejar de hablar de Poe, dejar de recordarlo, siendo heredero agradecido de su legado.

C ya soon, u people behind the screen...

No hay comentarios.:

Widget By Devils Workshop