sábado, agosto 15, 2009

golpes de realidad

imposibles de soslayar. la vida que crece se mueve por rumbos paralelos o diametralmente opuestos al flujo de tus deseos.
este lobosector abandonado en una sobrecarga laboral, en una vuelta intempestiva a horarios de trabajo, cambios de ritmos circadianos (dejar de ser nocturno, otra vez, para seguir el curso de la normalidad diurna).
todo, nada. un intento de seguir en contacto.
ya veremos como pintan las exigencias de este semestre y cómo se van escalonando los posteos. en el tintero se acumulan las historias, los post, los crecimientos langosteros.
esto para variar, sólo busca decir: ni siquiera ando de parranda, pero sigo aquí.

No hay comentarios.:

Widget By Devils Workshop